Arrepentimiento Y Conversión

El perdón de pecados se obtiene por el arrepentimiento genuino, un hecho de confesar y abandonar los pecados. Somos justificados por fe en el Señor Jesucristo (Rom. 5:1) Juan el Bautista predicó el arrepentimiento, Jesus lo declaró y los apóstoles insistieron en ello, tanto a los judíos como a los gentiles (Hch. 2:38; 11:18; 17:30).

La palabra “arrepentimiento” viene de varias palabras griegas que significan cambio de punto de vista y propósito, cambio de corazón, cambio de actitud, cambio de vida, transformación, etc.

Jesus dijo “…sino os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lc. 13:3) Lc. 24:47 dice: “y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

Leave a Reply