El Bautismo del Espíritu Santo

Juan el Bautista dijo en Mateo 3:11, “El os bautizará en Espíritu Santo y fuego”.

Jesucristo dijo en Hechos 1:5, “…vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días”. Lucas nos cuenta en Hechos 2:4, “y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas (idiomas), según el Espíritu les daba que hablasen”.

Los términos “bautizar en el Espíritu Santo y fuego”, “llenos del Espíritu Santo” y el “Don del Espíritu Santo” son términos sinónimos usados indiscutiblemente en la Biblia.

Es bíblico esperar que todos los que reciben el don, la plenitud, o el bautismo del Espíritu Santo reciban la misma señal física, señal inicial del hablar en otras lenguas. El hablar en otras lenguas, como se relata en hechos 2:4; 10:46; y 9:16 y el don de lenguas como se explica en 1 de Corintios 12 y 14, son iguales en esencia, pero distintos en uso y propósito. El Señor por medio del profeta Joel, dijo: “derramaré mi espíritu sobre toda carne…” (Joel 2:28).

Pedro explicando esta experiencia fenomenal, dijo, “…habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, (Jesús) ha derramado esto que vosotros veis y oís” (Hechos 2:33) Además, “…Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare” (Hechos2:39).

Leave a Reply