La Creación del Hombre y su Caída

En el principio Dios creó al hombre inocente, puro y santo; pero por medio del pecado de desobediencia, Adán y Eva, los primeros de la raza humana, cayeron de su estado santo, y Dios los expulsó del Edén. Así, por la desobediencia de un hombre, el pecado entro en el mundo (Génesis 1:27; Romanos 3:23; 5:12).

Leave a Reply